Epsilones
3 monos
   
Cine
Previo ◄Índice► Siguiente

 

 

Las naves de Star Trek

En la saga de Star Trek las naves espaciales tienen tanto o más carácter que los personajes humanos. Así, por ejemplo, tenemos la Enterprise de la Federación, airosa y elegante; o los pájaros de presa Klingon, agresivos y trapaceros; o los cruceros romulanos, imperiales y soberbios.

En Star Trek IV: Misión Salvar la Tierra apareció una nave enorme, cilíndrica (a mí me recordó la nave de Cita con Rama), de un negro intenso y basto, como si estuviese embreada. Su ausencia de características, de "ventanas", reflejaba perfectamente la sordera de sus ocupantes a los intentos de comunicación humanos. Resulta que ellos habían venido a hablar con las ballenas.

En esta otra entrega, Primer Contacto, ya con la segunda generación a bordo, aparece el cubo Borg, un auténtico hallazgo. Los Borg son una entidad colectiva, un organismo en el que las individualidades no tienen cabida (como en un hormiguero, donde emerge, a partir de los comportamientos individuales, un comportamiento grupal; o como en el cuerpo humano, increíble colectivo de células en el que cada una ha renunciado a su independencia).

Su nave, como se ve en la imagen que ha enviado Juanmi, es un cubo gigantesco que alberga la colmena y cuya sobriedad geométrica da idea de los rasgos básicos del colectivo que la habita: tecnológico, ordenado e impersonal.

En un momento determinado, la entidad Borg deberá huir en una nave más pequeña. ¿Su forma? Esférica.

 

  Título Original: Star Trek: First Contact. USA, 1996. Dirección: Jonathan Frakes. Guión: Brannon Braga y Ronald D. Moore a partir de una historia de Rick Berman, Brannon Braga y Ronald D. Moore.

 
Comentarios
Inicio página
Epsilones.
Sitio + o - matemático de Alberto.
Correo: alberto@epsilones.com.
En la red desde el 4-7-2002 (ya hace).
Última actualización: ver Novedades.
 

 

Con esto se termina la página: