Epsilones
Viajes
Siguenos en Blogger

 ◄
► 
Siguiente
         
 

 

Drago cuasi-fractal

Si una de las características de las fractales es que presentan el mismo aspecto al cambiar de escala, las cuasi-fractales son solo aproximaciones finitas, es decir, formas que solo admiten un número finito de aumentos de escala antes de perder la forma original.

Si las escalas de magnificación son suficientes, las cuasi-fractales no se distinguen perceptivamente de las fractales de verdad, hecho que se utiliza con frecuencia en los gráficos por odenador: cuando se construyen fractales mediante procesos iterativos, lo que se representan en realidad son cuasi-fractales, pues el paso al límite generalmente no se puede llevar a cabo.

Otro lugar donde aparecen con frecuencia es en la naturaleza, pues las fractales han demostrado su éxito a la hora de generar estructuras capaces de llegar a multitud de lugares con un mínimo gasto: los sistemas vasculares o nerviosos, las hojas o el crecimiento dendrítico son algunos de los ejemplos más frecuentes.

El drago más famoso es sin duda el de Icod de los Vinos, en Tenerife, pero este del Parque Genovés de Cádiz también es hermoso y es un ejemplo perfecto de cuasi-fractal natural: a partir de la horcadura las ramas repiten el patrón de bifurcación al menos cinco veces.

 

 
         
  Drago. Parque Genovés, Cádiz, España. Foto: Panoramio

A Fractal Guide to Tic-Tac-Toe, p.72.
► Bestiario: Biología y geología.

 
 
Comentarios
Epsilones. Página + o - matemática de Alberto. Correo: alberto@epsilones.com. En la red desde el 4-7-2002 (ya hace). Última actualización: ver Novedades.
Siguenos en Blogger
 

 

Con esto se termina la página:

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player