Epsilones
Viajes
Siguenos en Blogger

 ◄
► 
Siguiente
         
 

 

Un mosaico de Paolo Ucello

Venecia es de esas ciudades que gustan más la segunda vez que las visitas. La primera vez anda uno tan preocupado de cumplir con los ritos y ver lo que hay que ver y de mirar adonde hay que mirar que se pierde precisamente lo que no viene en las guías turísticas.

Un ejemplo es este poliedro, un dodecaedro estrellado para ser exactos, que se encuentra en la famosísima basílica de San Marcos: para verlo uno debe preocuparse de mirar al suelo y no hacía arriba, como es la costumbre. Está junto a una de las puertas de la fachada principal, y es pisoteada por miles de personas todos los días.

Gardner, en su Carnaval Matemático (p.112), dice que este poliedro fue descubierto por Kepler, mientras que Lakatos, más modesto, afirma en su Pruebas y refutaciones (p.33) que Kepler fue el primero en discutirlo. En lo que ambos coinciden es que lo llamó "erizo".

Lo curioso del asunto es que en varios lugares se atribuye el mosaico en cuestión al pintor y mosaiquista Paolo Ucello, lo cual, como se cuenta en www.georgehart.com, sería sorprendente, pues el trabajo de Ucello hubiese precedido al de Kepler en doscientos años.

Por cierto: la representación de la sarta de prismas que rodea al poliedro tiene una interpretación tridimensional que es posible, pero tiene otra que resulta imposible, consistente en imaginar que cada cuenta prismática comparte una arista con la anterior y otra con la siguiente.

 

 
         
  Dodecaedro estrellado. Mosaico de la basílica de San Marcos, Venecia.
Atribuido a Paolo Ucello. Foto: A.

► Grabado: Orden y caos (Escher)

 
 
Comentarios
Epsilones. Página + o - matemática de Alberto. Correo: alberto@epsilones.com. En la red desde el 4-7-2002 (ya hace). Última actualización: ver Novedades.
Siguenos en Blogger
 

 

Con esto se termina la página:

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player