Epsilones

Memes

Siguenos en Blogger

 ◄
► 
Siguiente

Diferencia entre un matemático y un biólogo

Una persona tiene delante de sí a dos científicos: un matemático y un biólogo. El objeto es plantearles a ambos un problema y ver qué tipo de respuesta daría cada uno. Les muestra entonces los elementos que tiene arriba de una mesa:

  1. un calentador con kerosene en el tanque
  2. una pava con agua
  3. fósforos
  4. una taza
  5. un saquito de té
  6. una cucharita

El primer problema consiste en hacer un té.

El biólogo dice: - Primero, pongo la pava con agua arriba del calentador. Enciendo un fósforo y con él, el calentador. Espero que hierva el agua. Pongo el saquito de té dentro de la taza. Vierto el agua dentro de la taza y revuelvo con la cucharita para que el saquito de té tiña el agua.

El matemático dice (y no hay error en la impresión): - Primero, pongo la pava con agua arriba del calentador. Enciendo un fósforo y con él, el calentador. Espero que hierva el agua. Pongo el saquito de té dentro de la taza. Vierto el agua dentro de la taza y revuelvo con la cucharita para que el saquito de té tiña el agua.

-Bien, responde el examinador-. Ahora, les planteo otro problema: supongamos que les doy el agua hervida y les pido que hagan un té. ¿Qué haría cada uno?

El biólogo contesta: -Bueno, en ese caso, pongo el saquito de té dentro de la taza. Vierto el agua ya hervida dentro de la taza y revuelvo con la cucharita para que el saquito de té tiña el agua.

El matemático dice, entonces: -Yo no. Yo espero que el agua se enfríe y paso al caso anterior.


La historia anterior la envió Daniel, quien la tomó del libro Matemática, ¿estás ahí?, de Adrián Paenza, aunque en realidad se trata de un meme de origen, al menos para mí, desconocido, que circula por el mundo en distintas versiones.

Aparte de la gracia que pueda tener, creo que la historieta en cuestión expresa una seria incomprensión del trabajo matemático. A la gente le gusta repetir este tipo de cosas porque profundiza en el tópico de que el matemático es un ser extraño. Y puede que algunos lo sean, pero no precisamente por trabajar de más. Me explico:

En matemáticas, una cosa es demostrar y otra resolver. Cuando se realizan demostraciones es completamente válido utilizar lo que ya está hecho para otros casos, porque es más económico. Pero si de lo que se trata es de resolver un problema, lo ideal es siempre buscar la solución más sencilla.

Si la tarea que se les hubiese propuesto al biólogo y al matemático hubiese sido demostrar que con los elementos dados se podía hacer un té, la solución del matemático hubiese sido no solo correcta, sino mejor que la del biólogo, por ser más económica.

Sin embargo, la tarea que se les encomienda es "hacer un té". En tal caso no se trata de demostrar que se puede, sino de decir cómo hacerlo. La solución que da el matemático al segundo problema no es la más sencilla y, por lo tanto, aunque correcta, no es la más matemática. Si alguien para multiplicar 5 por 7 echa mano de logaritmos es que es un mal matemático.

Hace no mucho alguien me dijo: "Ahora que lo pienso tienes la mentalidad del típico (con perdón) matemático, tienes las instrucciones para cocinar. Hay que ir al armario y coger la paella. Un día te encuentras la paella fuera del armario, y no sabes que hay que hacer, así que decides poner la pella otra vez en el armario, y luego sacarla para volverla a dejar en el sitio que le toca, que es el mismo en el que estaba."

Aunque la intención era crítica, he de reconocer que en el fondo me hizo ilusión, porque por unos instantes me creí un poco matemático.

 
Comentarios
Epsilones. Página + o - matemática de Alberto. Correo: alberto@epsilones.com. En la red desde el 4-7-2002 (ya hace). Última actualización: ver Novedades.
Siguenos en Blogger
 

 

Con esto se termina la página:

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player