Epsilones
Literatura
Siguenos en Blogger

 ◄
► 
Siguiente
           
   

Escuela alefnumérica

Un filósofo de la teoría numérica de conjuntos, y místico de la escuela alefnumérica, suele presentarse en la central Gopta con un cuestionario cumplimentado, se inclina discretamente ante Isagel, la lúcida, y se adentra luego en silencio en Aniara.

Isagel, que ve apropiadas las cuestiones, coge el puñado de fórmulas y las codifica para la tercera posición racional de la mesa goptiana.

Y, transformado ya el grupo de fórmulas y una vez gopteada cuidadosamente la clase tensorial, las trasvasa al carro goptiano, antes de enjaezar a Robert, el ayudante espacial, el fiel rocín de nuestra liga de cerebros, para el arrastre de la carga de conjuntos numéricos. 

Cuando el filósofo de conjuntos numéricos vuelve, Isagel le dice la verdad: que, a pesar de los muchos afanes de Robert, no hay gopta capaz de dar respuestas.
  Pues preguntaba el sabio por la ratio de prodigios en el Todo, tomado como un universo de conjuntos.
  Se diría que coincide con el Azar, que el azar y los prodigios tienen el mismo origen, y que la misma respuesta es válida para los dos.

Y el señor Conjunto Numérico (así lo llamamos), se inclina triste, humilde y silencioso y se aleja discretamente por las galerías de Aniara.


 
 

Harry Martinson, Aniara, p.90.

 

   
 
Comentarios
Epsilones. Página + o - matemática de Alberto. Correo: alberto@epsilones.com. En la red desde el 4-7-2002 (ya hace). Última actualización: ver Novedades.
Siguenos en Blogger
 

 

Con esto se termina la página:

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player