Epsilones
Chistes
Siguenos en Blogger

 ◄
► 
Siguiente
   
 

Comprenda a los ingenieros

Lección 1

Un día, un ingeniero estaba cruzando una carretera cuando una rana le llamo y le dijo: “Si me besas, me convertiré en una hermosa princesa”.

Se agachó, recogió la rana y se la puso en el bolsillo.

La rana habló de nuevo y dijo: “Si me besas y me conviertes en una hermosa princesa, me quedaré contigo durante una semana”.

El ingeniero sacó la rana de su bolsillo, sonrió y la devolvió a su lugar.

Entonces, la rana gritó: “Si me besas y me conviertes en princesa, me quedaré contigo una semana y haré lo que quieras”.

Nuevamente, el ingeniero sacó la rana, sonrió y la volvió a meter en el bolsillo.

Finalmente, la rana preguntó: “Pero bueno, ¿qué pasa? Te he dicho que soy una hermosa princesa, que me quedaré contigo una semana y que haré lo que quieras. Entonces, ¿por qué no me das un beso?”

“Mira, yo soy ingeniero y no tengo tiempo para una novia, pero una rana que habla mola que te cagas”.

Lección 2

Un estudiante de ingeniería iba andando por el parking de la Escuela cuando otro aparece con una moto fantástica. El primero le pregunta al otro: “¿De dónde has sacado ese pedazo de moto?"

“Bueno”, contesta el otro “iba ayer pensando en mis cosas, cuando una tía buenísima apareció montada en esta moto. Entonces, la dejó caer al suelo, se desnudó y dijo: “Toma lo que quieras””.

El primer estudiante asintió con la cabeza: “Buena elección; probablemente la ropa no habría sido de tu talla”.

Lección 3

Para el optimista, el vaso esta medio lleno.

Para el pesimista, el vaso esta medio vacío.

Para el ingeniero, el vaso es dos veces mayor de lo necesario.

Lección 4

Un cura, un médico y un ingeniero estaban una mañana jugando al golf. Quiso la suerte que delante de ellos estuviera jugando otro grupo de golfistas bastante lento, por lo que todo el rato tenían que estar esperando.

“¿Qué pasa con estos tíos?” se queja el ingeniero. “Debemos de llevar esperando 15 minutos”

“No sé, pero nunca he visto tanta ineptitud” interviene el médico. “Mira, aquí llega el jardinero” informa el cura. “Vamos a preguntarle” dice.

"Hola Jorge; oye: ¿qué pasa con ese grupo que va delante de nosotros? son un poquillo lentos, ¿no?".

“Sí, es que es un grupo de bomberos ciegos” contesta el jardinero. “Perdieron la vista por salvar de las llamas la sede de nuestro club el año pasado y, en compensación, les dejamos jugar siempre gratis”.

El grupo se quedó callado un momento.

“¡Qué triste!” dijo el cura. “Rezaré una plegaria especial por ellos esta noche”.

“Buena idea” añade el médico. “Pues yo voy a contactar con un colega mío que es oftalmólogo, para ver si se puede hacer algo por ellos”.

“Vale, muy bien” dice el ingeniero. “¿Y por qué no juegan de noche?"

 
 
Nano estudia para ingeniero, y está muy interesado en que los demás mortales les entendamos. Por eso nos ha mandado estas lecciones, para que aprendamos a comprenderles.
 
 
 
Comentarios
Epsilones. Página + o - matemática de Alberto. Correo: alberto@epsilones.com. En la red desde el 4-7-2002 (ya hace). Última actualización: ver Novedades.
Siguenos en Blogger
 

 

Con esto se termina la página:

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player