Epsilones
El baúl
Siguenos en Blogger

 ◄
► 
Siguiente
         
   

El perro geómetra de Pavlov

Bertrand Russell, en su imprescindible libro El conocimiento humano, p.65, haciendo gala de su conocida capacidad de sarcasmo nos cuenta una historia de mala práctica científica:

"El vehículo del placer, el dolor y el deseo con la formación de hábitos puede estudiarse experimentalmente. Pavlov, cuya obra en ninguna parte apela a la introspección, colocó a un perro frente a dos puertas, en una de las cuales había dibujado una elipse y en la otra un círculo. Si el perro elegía la puerta correcta, recibía su comida; si elegía la puerta equivocada, recibía una descarga eléctrica. Así estimulado, los progresos del perro en geometría fueron notablemente rápidos. Pavlov redujo gradualmente la excentricidad la elipse, pero el perro aún distinguió correctamente; hasta que la proporción del eje menor con respecto al mayor quedó reducida a 8:9, y el pobre animal sufrió un colapso. La utilidad de este experimento en lo que concierne a escolares y criminales, es obvia."

Vale que eran otros tiempos, pero lo de Pavlov no tiene nombre.

 

 
         
  Viñeta de Alberto Montt. Web: En dosis diarias.

 
 
Comentarios
Epsilones. Página + o - matemática de Alberto. Correo: alberto@epsilones.com. En la red desde el 4-7-2002 (ya hace). Última actualización: ver Novedades.
Siguenos en Blogger
 

 

Con esto se termina la página:

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player