Epsilones
Cine
Siguenos en Blogger

 ◄
► 
Siguiente
         
   

Rebelde sin causa

Esta es una de esas películas que tiene más de mito que de realidad. El título no engaña: el rebelde James no tiene ninguna causa: los tres protas, el chico, la chica y el chavalin tienen en común unos padres que, cada par a su manera, pasan de ellos. La consecuencia es la pérdida de rumbo de unos jóvenes que no saben que hacer y se vuelven malotes.

Tiene algo de bíblico el asunto, porque James y Natali apenas si se dan un besito, pero ya tienen a un roro, el chavalín, que de alguna forma se acaba sacrificando por todos.

Leo que las películas de Dean, y luego Presley cuando el anterior se mató, y Monroe surgieron por la necesidad de atender al nuevo público que había surgido con el advenimiento de la televisión: cuando los padres se quedaron en casa viendo la caja tonta fue el público adolescente el que quedó, y para él hicieron pelis. Y la verdad es que se nota.

Las matemáticas no aparecen desde luego ni en los diálogos ni en los pensamientos de los personajes, pero sí cuando se produce la carrera contra el acantilado, en un ejemplo perfecto del dilema de la gallina.

 

 
         
  Título original: Rebel Without a Cause. USA, 1955. Dirección: Nicholas Ray. Guión: Stewart Stern y Irving Shulman a partir de un argumento de Nicholas Ray.

 
 
Comentarios
Epsilones. Página + o - matemática de Alberto. Correo: alberto@epsilones.com. En la red desde el 4-7-2002 (ya hace). Última actualización: ver Novedades.
Siguenos en Blogger
 

 

Con esto se termina la página:

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player