Epsilones
Anécdotas
Siguenos en Blogger

 ◄
► 
Siguiente
   
 

Los huevos de Condorcet

Cuenta E.T. Bell que, en tiempos de la revolución francesa, el marqués de Condorcet, matemático y filósofo, andaba perseguido. Viéndose en la necesidad de salir de su escondite, el hambre le obligó a entrar en una posada, donde pidió una tortilla (a la francesa, claro). Cuando le preguntaron que de cuántos huevos la quería, como no tenía ni idea de cuántos son necesarios para una tortilla normal, pidió una docena. El cocinero, lógicamente mosqueado, le preguntó a Condorcet por su oficio, a lo que el matemático contestó que carpintero. "Muéstrame las manos", le dijo el cocinero, que así descubrió al aristócrata.

Una lástima, porque este era de los decentes: defendió el progreso, los derechos de la mujer y la ilimitada perfectibilidad de la humanidad, entre otras cosas.

 
 
Men of Mathematics, p.180. Estatua de Condorcet, París. Foto: A.
 

 

 
 
Comentarios
Epsilones. Página + o - matemática de Alberto. Correo: alberto@epsilones.com. En la red desde el 4-7-2002 (ya hace). Última actualización: ver Novedades.
Siguenos en Blogger
 

 

Con esto se termina la página:

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player